psicologoescolar.com

 

 

MÉTODOS DE EVALUACIÓN DEL DESARROLLO SOCIAL
DEL NIÑO

 

 

 

MÉTODOS DE EVALUACIÓN DEL DESARROLLO SOCIAL DEL NIÑO

 
Índice LOE

 

Con la expresión desarrollo social se hace referencia habitualmente al grado en que el sujeto ha adquirido una serie de hábitos comportamentales que posibilitan su adaptación a las exigencias del medio social. Entre tales hábitos se suelen incluir tanto los relacionados con la autonomía e independencia personal como los que tienen que ver con la conducta interpersonal.

 

Las principales técnicas de evaluación del desarrollo social
han partido de los siguientes supuestos teóricos:

1- El primer instrumento construido para evaluar el desarrollo
social partió de la base de que del mismo modo que al evaluar la inteligencia
es posible calcular un C. I., también al evaluar el desarrollo
social es posible obtener una "Edad Social" y un "Cociente de
Desarrollo Social".

Aunque desde este supuesto se logra la "medición" del desarrollo
social, no es posible partir de ella para el establecimiento de
la intervención.

Dos escalas se pueden incluir en este grupo:

a) Escala de Madurez Social de Vineland (Doll, 1935).

Consta de 117 items, referidos a ocho aspectos de la conducta:
autonomía en general, en la comida, en el vestido, locomoción,
ocupación, comunicación, autodirección y socialización.

Para cada ítem se ha establecido la edad a la que normalmente
se considera que la habilidad a que se refiere ha madurado.

A partir de los resultados se calcula la "Edad Social" y
el "Cociente de Desarrollo Social". Normalmente se completa mediante
una entrevista realizada a los padres del sujeto evaluado, siendo
aplicable desde el nacimiento hasta la edad adulta.

b) Escala para la evaluación del Desarrollo Psicosocial (Hurtig y Zazzo, 1969)

Evalúa a niños de 5 a 12 años en tres áreas: adquisición
de autodirección, desarrollo de intereses y desarrollo de las relaciones
interindividuales.

Para estos autores, Doll pretendía medir la competencia
social en términos de la capacidad del sujeto para asumir su propia
responsabilidad (independencia personal) y de la integración en el
grupo social a través de su coordinación y su participación en la vida social (responsabilidad social), mientras que ellos intentan medir,
además, la "inteligencia social" del sujeto, esto es, su grado
de comprensión de las situaciones sociales.

2- Otro planteamiento considera que para conocer cual es el nivel
de adquisiciones en el área de la conducta social de un sujeto
deficiente, es necesario compararle con sujetos de su mismo nivel intelectual, pues se supone que todos los sujetos del mismo nivel intelectual pueden alcanzar un nivel de desarrollo social semejante.

Desde esta perspectiva se construyó el "Cuadro para la Evaluación del Desarrollo Social" (PAC), de Gunzburg, que intenta una evaluación cualitativa que, a través del perfil gráfico proporcionado por el registro de los resultados, permita determinar qué áreas de entrenamiento deben ser prioritarias y cuáles deben ser los objetivos básicos del entrenamiento (conductas que no presenta el sujeto).

 

El PAC presenta tres formas: el PPAC (PAC primario, para niños
menores de tres años retrasados mentales), el PAC-1 (para niños deficientes
en edad escolar), y el PAC-2 (para deficientes mentales medios y ligeros).

Examina cuatro áreas del comportamiento: ayuda
de sí mismo, comunicación, socialización y ocupación, registrándose
la conducta en un círculo dividido en cuatro cuadrantes, cada uno de
los cuales está dividido en sectores que corresponden a distintas
subáreas del área explorada. Varios círculos concéntricos dividen
los sectores en pequeñas partes, cada una de las cuales corresponde
a un ítem de la escala.

También podemos incluir aquí la "Grafomaduración" de González
Mas (1978), estructurada en ocho áreas: desarrollo neuromuscular,
adaptación mediante experiencias, comunicación, reacción personalsocial,
capacidad espacial, capacidad temporal, atención y funciones
fisiológicas. El procedimiento de registro es similar.

3- También se ha intentado, a través del análisis factorial, la
construcción de escalas que determinen la posición del sujeto en relación
con cada una de las dimensiones factoriales aisladas. Ponemos
como ejemplo de este enfoque la "Batería de Socialización" (Silva y
Martorell, 1982). Esta batería, destinada a la evaluación del desarrollo
social a nivel de EGB y que debe ser completada por maestros,
consta de cuatro escalas de aspectos facilitadores de la socialización
(liderazgo, jovialidad, sensibilidad social, respeto y autocontrol
social) y de cuatro escalas de aspectos perturbadores (agresividad-terquedad, apatía-retraimiento, ansiedad y timidez).

4- Desde otra perspectiva, se parte del supuesto de que el comportamiento
del sujeto es fruto del aprendizaje y de que cualquier conducta compleja puede aprenderse si se descompone en comportamientos más simples y se planifica de modo adecuado la secuencia de entrenamiento para facilitar el aprendizaje del sujeto. Por ambas razones, la evaluación se plantea con referencia a criterios comportamentales preestablecidos que el sujeto debe alcanzar organizados en un
currículum. De este modo la relación evaluación-intervención es muy estrecha.

Con estos criterios se construyó el WVAATS (West Virginia
Assesment and Tracking System", Cone, 1981). Consta de 20 escalas
divididas en tres apartados: zona sensorial, zona primaria (la más
relacionada con la conducta social) y zona secundaria.

Los objetivos de esta prueba son:

- Determinar las áreas comportamentales en que se requiere
una intervención prioritaria.

- Facilitar la elección de la subárea en la que debe comenzar el entrenamiento de modo que como consecuencia de dicha elección se optimicen los resultados de este último. Para ello, las subáreas están jerarquizadas, en la medida de lo posible, por orden de dificultad en base al análisis de la complejidad estructural de los distintos comportamientos y validado con posterioridad empíricamente.

- Servir de base para la planificación del entrenamiento. Para ello cada uno de los objetivos va acompañado de los procedimientos para su entrenamiento.

Bibliografía

Más Artículos:

MODELO TRADICIONAL DE EVALUACIÓN COGNITIVA

MODELO CONDUCTUAL DE EVALUACIÓN COGNITIVA

MÉTODOS DE EVALUACIÓN DEL DESARROLLO LINGÜÍSTICO

MÉTODOS DE EVALUACIÓN DE LA PERSONALIDAD

 

ORIENTACIONES
Celos
Disciplina
Hiperactividad
Acoso Escolar
Enuresis
Tartamudez

Miedos

Deberes

Comidas

Habilidades Sociales

Autocontrol

Abuso Sexual

Adicción Internet

Autonomía

Disciplina Positiva

Autoestima

Valores

Errores de Lectoescritura

Inteligencia Emocional

Memoria

Estimulación del Lenguaje

Situación Crítica

Libros Educativos

Timidez

Reflexiones educativas

Adolescencia

Grafomotricidad

Aprendizaje Cooperativo

Divorcio

Estrategias de colaboración

Ortografía

Prevención consumo de drogas

Dislexia

Resolución de Conflictos

Madurez lectora

Autoinstrucciones

Límites

Mal comportamiento

Trastornos del sueño

Aprendizaje en casa

Escritura

Autoaprendizaje

Control Esfínteres Diurno

ARTÍCULOS

Evaluación

Desarrollo etapa Infantil

Desarrollo etapa Primaria
Desarrollo etapa Secundaria
Desarrollo Cognitivo
Desarrollo del Lenguaje

Desarrollo Personal y Social

Alumnos Ciegos y Ambliopes

Educación Especial

Acneaes

Recursos Educativos On-Line

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   

¿Algún enlace no funciona? Escriba a enlace@psicologoescolar.com indicando la dirección de la página (por ejemplo: http://www.psicologoescolar.com/MATERIALES/memoria.htm) y la palabra que lleva al enlace roto y lo sustituiremos. Gracias.

 

 

  OFERTA 2x1

 
    COMPRAR