COMUNICACIÓN Y LENGUAJE EN NIÑOS CON DEFICIENCIA AUDITIVA

 

 

 
 

COMUNICACIÓN Y LENGUAJE EN NIÑOS CON DEFICIENCIA AUDITIVA

 
Índice LOE

 

 

1.- Adquisición del lenguaje oral:

Las diferencias entre los niños sordos y los oyentes comienzan a mostrarse desde los primeros meses. Los lloros, balbuceos y arrullos de los primeros cuatro meses son iguales en unos y otros, pero estas expresiones vocales comienzan a descender en los niños sordos a partir de los 4-ó meses. La ausencia de feedback auditivo de sus
propias vocalizaciones o la pérdida de interés en ellas, contribuyen
decisivamente a esta desaparición. Pero los problemas no se encuentran solamente en la percepción del habla y en la producción del sonido; así, Gregory y Mogford han considerado tres aspectos de la comunicación temprana que pueden ser diferentes para el niño sordo: alternancia (los tiempos que madre e hijo vocalizan juntos son más frecuentes cuando el niño es sordo que cuando es oyente), referencia conjunta (surgen dificultades al no establecer el niño sordo una relación estable del rostro de la madre con los sonidos y la comunicación, sobre todo en las acciones de ambos con los objetos) y juegos de anticipación (las madres de los niños sordos disminuyen significativamente las situaciones en las que madre e hijo aprenden un papel que se repite permitiendo que el niño realice las acciones previstas, alternándolas con las de la madre).

Estos mismos autores, tras analizar el desarrollo del lenguaje
oral de varios niños con diferente grado de sordera, sacan las siguientes conclusiones (A. Marchesi: "El desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños sordos"):

- Los niños sordos necesitan más tiempo para pasar de la primera
palabra a un vocabulario de diez palabras.
- La aparición de las primeras palabras es cualitativamente diferente.
- La velocidad de incremento del vocabulario no aumenta significativamente a partir de poseer cincuenta palabras.
- Las primeras cincuenta palabras tienen un mayor número de palabras-acción.
- Las primeras cien palabras tienen más modificadores.
- Los primeros conjuntos de palabras tienen relativamente menos
palabras generales-nominales y más personal-sociales.

2.- Adquisición del lenguaje de signos:

De los estudios de Bellugi y Klima, y Schlesinger y Meadow, en
relación con la adquisición del ASL (American Sign Language), se desprende que el desarrollo del lenguaje atraviesa etapas parecidas en los niños sordos y en los oyentes, a pesar de que su modalidad es diferente. Así, entre otros aspectos, se vieron semejanzas en el incremento de la longitud media de las expresiones signadas, en la tendencia al principio a generalizar excesivamente las reglas lingüísticas, en el significado holofrástico de las primeras expresiones, en las construcciones del tipo pivote-abierto, y en las relaciones semánticas en los primeros dos signos.

Caselli, tras analizar las interacciones de varios niños sordos y oyentes entre ocho y veinticuatro meses también señala que las etapas en el proceso de adquisición del lenguaje son fundamentalmente las mismas en todos los niños, cualesquiera que sea la modalidad del lenguaje que se les presenta; al principio, tanto sordos como oyentes se comunican por medio de gestos deícticos (señalar, dar, mostrar...); posteriormente aparecen los primeros gestos referenciales, signos y palabras, vinculados primero a los esquemas de acción para después separarse de ellos y empezar a utilizarse en contextos cada vez más diferenciados; finalmente, y en torno a los dieciocho meses, los niños comienzan a combinar dos elementos.

También en los últimos años se ha estudiado la adquisición del
lenguaje de signos por los niños sordos de modo espontáneo, es decir, sin un modelo lingüístico ya que la mayoría de los niños sordos
profundos viven durante sus primeros años en un ambiente lingüístico
exclusivamente oral, al ser sus padres oyentes y no conocer el lenguaje signado. Para Goldin-Meadow y Feldman la conducta comunicativa simbó1ica es una habilidad adaptativa que se desarrolla en los niños en sus interacciones con el ambiente, y esta comunicación simbólica puede también desarrollarse a pesar de una deficiencia auditiva profunda y en ausencia de un modelo lingüístico claro. V. Volterra cree también que todos los niños, incluso los que no han tenido modelos lingüísticos adultos, son capaces de utilizar gestos simbólicos y de realizar combinaciones de gestos, pero lo que parece depender necesariamente de la exposición a un input lingüístico es la capacidad para combinar símbolos (gestos referenciales). Deuchar, por su parte, supone que la ausencia del input lingüístico no impide que los niños combinen símbolos, sino que solamente produce un retraso en el desarrollo lingüístico

3.- Adquisición simultánea del lenguaje oral y del lenguaje de signos:

Algunos niños sordos reciben desde pequeños, y en su ambiente
familiar, una combinación simultánea del lenguaje oral y del signado.
Schlesinger denomina a esta situación "bimodalismo". Desde sus primeros trabajos Schlesinger y Meadow plantearon que el input bimodal favorecía la adquisición y la producción del habla.

De la investigación que está realizando en España el equipo de
A. Marchesi, basada en el seguimiento longitudinal de varios niños
sordos profundos, se desprende en este sentido que los niños sordos
con comunicación bimodal muestran un desarrollo lingüístico más rápido y variado que los niños sordos con comunicación oral exclusivamente, existiendo en aquéllos importantes diferencias en su desarrollo lingüístico, atribuibles al momento en que sus padres comenzaron a aprender y utilizar el español signado, a la capacidad de los padres para aprenderlo y a su compromiso y habilidad para utilizarlo en la vida del niño, y también al desarrollo cognitivo y simbólico del niño. (19)

(Nota: Los números entre paréntesis hacen referencia a las obras señaladas, con ese mismo número, en la Bibliografía.)

Bibliografía

Más Artículos:

LA ESCUELA INFANTIL

ORGANIZACIÓN DE LA ESCUELA INFANTIL

OBJETIVOS EDUCATIVOS DE LA ESCUELA INFANTIL

PRINCIPIOS METODOLÓGICOS BÁSICOS DE LA ESCUELA INFANTIL

EL DESARROLLO COGNITIVO DEL NIÑO DE 0 A ó AÑOS CON DEFICIENCIA MENTAL

EL DESARROLLO LINGÜÍSTICO, PSICOMOTOR, EMOCIONAL Y SOCIAL DEL NIÑO DE 0 A ó AÑOS CON DEFICIENCIA MENTAL

MEDIDAS DE DETECCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA DEFICIENCIA MENTAL

EL JUEGO SIMBÓLICO EN NIÑOS CON DEFICIENCIA AUDITIVA

DETECCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA DEFICIENCIA AUDITIVA

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN CON NIÑOS CON DEFICIENCIA AUDITIVA

COMUNICACIÓN Y LENGUAJE EN NIÑOS CON DEFICIENCIAS MOTORAS

PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DE LAS DEFICIENCIAS MOTRICES

ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN ANTE LAS DEFICIENCIAS MOTRICES

LA ORGANIZACIÓN DE LA ESCUELA INFANTIL PARA FAVORECER EL DESARROLLO DEL NIÑO CON NEE

PROGRAMAS EDUCATIVOS

 

Celos
Disciplina
Hiperactividad
Acoso Escolar
Enuresis
Tartamudez

Miedos

Deberes

Comidas

Habilidades Sociales

Autocontrol

Abuso Sexual

Adicción Internet

Autonomía

Disciplina Positiva

Autoestima

Valores

Errores de Lectoescritura

Inteligencia Emocional

Memoria

Estimulación del Lenguaje

Situación Crítica

Libros Educativos

Timidez

Reflexiones educativas

Adolescencia

Grafomotricidad

Aprendizaje Cooperativo

Divorcio

Estrategias de colaboración

Ortografía

Prevención consumo de drogas

Dislexia

Resolución de Conflictos

Madurez lectora

Autoinstrucciones

Límites

Mal comportamiento

Trastornos del sueño

Aprendizaje en casa

Evaluación

Escritura

Autoaprendizaje

Control Esfínteres Diurno

Desarrollo etapa Infantil

Desarrollo etapa Primaria
Etapa de Educación Primaria
Desarrollo etapa Secundaria
Desarrollo Cognitivo
Desarrollo del Lenguaje
Desarrollo Personal y Social
Desarrollo Motor
Prevención
Intervención
Enseñar a Pensar
Atención Temprana
Alumnos Ciegos y Ambliopes

Adaptaciones Curriculares

Educación Especial

Organización Ed. Especial

Acneaes

Atención Temprana

Recursos Educativos On-Line