CÓMO SON LOS NIÑOS HIPERACTIVOS  

 

 

 

 
 
 
 
PsicologoEscolar.COM ORIENTACIONES ARTÍCULOS

psicólogo escolar .COM   CÓMO SON LOS NIÑOS HIPERACTIVOS

 

1- ¿Cómo se comporta un niño hiperactivo?

 

Las características del comportamiento del niño hiperactivo o niño con TDA-H son las siguientes:

 

1-     Falta de atención: El niño hiperactivo casi nunca termina las tareas que empieza pues se distrae con cualquier cosa. Además comete muchos errores en las actividades, por lo que llega a evitarlas. En su vida diaria pierde cosas constantemente. Cuando se le habla parece que no escucha

2-      Hiperactividad: Con frecuencia se dice que el niño hiperactivo es como si tuviera un motor interior. En clase se levanta constantemente y no para de hablar. Más adelante, el niño aprende a controlarse y realiza movimientos más finos (golpear los dedos o el lápiz contra la mesa, tocarse la cara, sentarse sobre uno y otro pié, etc.)

3-     Impulsividad: Al niño hiperactivo le resulta muy difícil respetar el turno por lo que tiende a saltarse la fila que guardan sus compañeros en el colegio. Asimismo interrumpe a otros cuando están hablando o jugando, y responde antes de que el profesor haya terminado de preguntar.

 Estas características le pueden provocar al niño dificultades en los aprendizajes, que pueden desembocar en fracaso escolar. Así, el niño con déficit de atención puede presentar dificultad en las siguientes áreas:

-Dificultades en la lectoescritura: Cometen numerosos errores en la lectura mecánica (omisiones, sustituciones, inversiones, etc.) con lo que no llegan a entender lo que leen. Al escribir, dadas las dificultades de los hiperactivos en actividades de psicomotricidad fina, presentan una mala letra; además, la falta de atención se traduce también en numerosos errores.

-Dificultades en el cálculo: Sobre todo cuando las operaciones son más complicadas (por ejemplo, cuando tiene que manejarse con las llevadas).

-Dificultades con los problemas matemáticos: En muchos casos, el niño puede leer tan rápido el problema que no llega a entenderlo.

 2-¿Cómo son emocionalmente los niños hiperactivos?

 

De entrada, los niños hiperactivos parecen más inmaduros que los niños de su clase. Es decir se comportan como lo haría un niño más pequeño, suelen ser inestables y cambian frecuentemente de humor. Sus características emocionales son las siguientes:

-         Baja autoestima: Las dificultades de estos niños suelen provocar en los adultos continuos mensajes negativos hacia ellos, por lo que su autoconcepto suele ser muy negativo. Como consecuencia de ello y para proteger su ego, el niño hiperactivo tiende a culpar a otros de sus propios errores. Por otro lado, esta baja autoestima se traduce en un peor comportamiento, lo que provoca nuevas actitudes negativas y de rechazo de los adultos y los propios compañeros, con el deterioro consiguiente de su propia autoestima.

-         Síntomas depresivos: Los problemas de autoestima pueden provocar sentimientos depresivos, aunque también pueda darse el efecto contrario, el de la euforia, que puede ser un intento de compensar e intentar huir de una realidad tan difícil.

-         Dificultades de interacción social:  Los niños hiperactivos suelen llevarse mal con sus compañeros. Además de carecer de ciertas habilidades sociales, sus relaciones se basan muchas veces en la satisfacción inmediata, lo que les produce problemas con los compañeros al no tener en cuenta las acciones de su conducta.