TEST TOULOUSE-PIÈRON: Prueba perceptiva y de Atención 

 

 

 
 
PsicologoEscolar.COM ORIENTACIONES ARTÍCULOS

 

TEST TOULOUSE-PIÈRON
Prueba perceptiva y de Atención (E. Toulouse y H. Pièron, 1904) (Versión española preparada por el Dr. Mariano Yela; Madrid: TEA)
Probablemente este test sea el primero, concebido a principios de siglo (1904), para medir la capacidad de
atención sostenida (concentración, resistencia a la monotonía y la rapidez perceptiva)
En cuanto a la validez para medir la atención sostenida de los sujetos, dado que el tiempo normativo son 10
minutos, puede considerarse suficiente; no obstante, la puntuación directa que, a diferencia de otros test
(caras o formas idénticas) ya tiene en cuenta los errores y las omisiones, sigue sin valorar el número de
figuras supervisadas, lo que hace difícil comparar la eficacia de sujetos de ejecución rápida y los de
ejecución lenta.
Aún más, la velocidad perceptiva que pretende medir [ausente totalmente en los baremos del test] , es un
objetivo técnicamente imposible, ya que el procedimiento a seguir es un método que incluye como tiempo
total el de percepción más el de ejecución. El sujeto de percepción lenta (hablamos de milisegundos...) pero
de ejecución rápida se confundirá siempre con el de percepción rápida (algunos milisegundos menos) pero
de ejecución lenta. Ahora bien, como nadie destaca esta incongruencia conceptual, ahora tenemos el
mismo error en test mucho más actuales como el WISC-IV, el cual, cometiendo el mismo error
metodológico, aspira a informar de la Velocidad de Procesamiento Visual, a través del tiempo de ejecución
del subtest CLAVES.
Dada la ausencia de datos sobre la justificación estadística del test, poco podemos analizar al respecto. No
obstante, en cuanto a su fiabilidad (test retest), probablemente, en atención a sus características sea
Aceptable e indiscutiblemente Buena su consistencia interna.
En cuanto a las muestras de baremación, muy escasas y sin justificar su diversidad y aleatorización.
En cualquier caso, como prueba diseñada hace más de un siglo (1904), debemos considerar su valor como
instrumento pionero en los estudios sobre atención sostenida, pero muy difícil de justificar su empleo en el
siglo XXI, cuando se dispone de pruebas de calidad psicotécnica muy superior a ésta. Véase por ejemplo las
Escalas Magallanes de Atención Visual, que, con muestras muy amplias, diversificadas y aleatorizadas,
elaboradas hace muy pocos años, informa de nuevos parámetros atencionales como son la Atención
Sostenida, la Eficacia Atencional y la Estabilidad de la Atención.
Desde nuestro punto de vista, de acuerdo a los Criterios de Valoración de Test previamente descritos
(páginas 34 a 38), consideramos:
Finalidad: Valorar la capacidad de atención sostenida y la rapidez perceptiva a partir de los 9 años
Validez de contenido: Aceptable en función del constructo
Validez de constructo: Escasa
Fiabilidad: Aceptable
Baremos: Escasos, Anticuados y Poco Relevantes
Facilidad de Aplicación: Alta

Tomado de "¿CÓMO VALORAR UN TEST PSICOMÉTRICO? Errores Conceptuales y Metodológicos en la Evaluación PsicoEducativa".

Más Tests