psicologoescolar.com
 

 

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS GENERACIONES MÁS JÓVENES Y SUS IMPLICACIONES MOTIVACIONALES EN LAS EMPRESAS

 

 

 

 
 

CARACTERÍSTICAS DE LAS GENERACIONES MÁS JÓVENES Y SUS IMPLICACIONES MOTIVACIONALES EN LAS EMPRESAS

Dr. Elmer A. Masis OlivasDirector de Procoape

 

 

Las Mejores Universidades

Índice LOE

Cursos Gratuitos

Webs de Psicólogos

100 mejores coles España

Orientaciones Gratis


 

 

Introducción.

El propósito de este artículo es describir valores, actitudes y comportamientos generales de la población laboral más joven, que comprende a los jóvenes nacidos entre los años 80 y 90 y es conocida como la generación “Y”. Dentro del mismo se plantearán sus implicaciones motivacionales en las empresas.
 

El conocer adecuadamente esta generación es fundamental, para que en alguna medida, podamos entender y atender, desde la esfera motivacional a esta población, con sus correspondientes implicaciones a nivel laboral y personal.


La generación “Y” : valores, actitudes y comportamientos.

A los jóvenes de este milenio se les conoce como la generación Y, entre otros nombres.

A la generación “Y”, le ha tocado vivir momentos socio históricos y culturales de cambio, lo que ha tenido sus repercusiones a todo nivel.

Es la generación que ha crecido de una forma más autónoma que otras generaciones

“Esta generación, a diferencia de quienes venimos de los sesenta, ha vivido tiempos de cambios drásticos, con crisis económicas permanentes, divorcios y la formación de utopías…”(Prócoro, 2007).

Es la generación de los jóvenes educados en la cultura de Internet, la televisión por cable y las grandes tecnologías. Lo audio visual ha logrado gran importancia y es la generación que cada vez , tiene más acceso a medios electrónicos como Internet, donde los más favorecidos no necesitan salir de sus casas para compartir en tiempo real con sus amigos, o para tener acceso a grandes cantidades de información.

La información y el conocimiento más actualizado se obtiene directamente de Internet, con opiniones que se están dando , en muchas ocasiones, en tiempo real. Por otra parte la televisión por cable y otras instancias, también cumplen su papel, en este sentido.

Es una generación que de pronto se puede sentir como inalcanzable . La opción de ser empáticos con ellos se les dificulta a los mayores y aún más la posibilidad de ser asertivos.

Por lo tanto la generación “Y”, es una generación donde la tecnología ha estado presente las 24 horas del día. “Nació con el boom tecnológico, siempre tuvieron video en sus casas y ordenador a una tempranísima edad.” (Flores, 2006).

La información y el conocimiento y el mismo proceso de socialización, genera pensamiento diferente, con respecto a otras generaciones. Esta situación, a la vez genera creencias y valores diferentes , actitudes y comportamientos asimismo diferentes, que se reflejan a nivel general en el ámbito social y específicamente, a nivel empresarial.

El mayor conocimiento a partir del acceso tecnológico, genera poder y capacidad de crítica y cambio. Por lo tanto, están más direccionados a criticar, a rebelarse con respecto a generaciones que les anteceden. Otras generaciones sencillamente señalan estos actos como malacrianza o parte del comportamiento de los jóvenes, sin hacer mayor cuestionamiento.

 



“La generación Y está en posición de retar, no por indisciplina, sino porque se ha criado con un conocimiento que le da poder”(Prócoro,2007). Asimismo en una cita de Collage Board (2003), se plantea en este sentido: “Los jóvenes de hoy día nos retan porque tienen el poder para retarnos. El poder viene del acceso contíuo que ellos tienen a la información y el conocimiento.”

Los mismos estímulos a los que están expuestos los miembros de estas generaciones, hacen que desarrollen mayormente, hablando desde el punto de vista neurológico, el lado derecho del cerebro. “…la educación sigue estimulando el lado izquierdo, cuando la generación Y está adiestrada con el hemisferio derecho”. Asimismo Prócoro (2007), plantea: “se les ha otorgado la capacidad de realizar múltiples tareas a la vez y consecuentemente desarrollar el hemisferio derecho de su cerebro”.

Esto hace que sea una generación más creativa e innovadora, mas desafiante, más cuestionadora, flexible y menos normativa, entre otras situaciones.

Asimismo y por otra parte, la exposición a Internet permite, ampliar las redes de amigos, con todo lo que esto puede implicar a todo nivel. Un miembro de la generación “Y”, no se concibe sin sus redes sociales cibernéticas.

Es la generación de los foros, los chats de todo tipo, los grupos por Internet, el correo electrónico, el Messenger, el Hi5, MySpace, entre otros.

La generación “Y” es la generación de la interactividad, en un mundo globalizado, donde los amigos se encuentran al lado de sus casas o al otro lado del mundo y donde la información viene de cualquier lado y en forma instantánea y vertiginosa.

Las redes de amigos, a través de su interacción contínua, también hacen surgir o reforzar toda una serie de valores, actitudes y comportamientos, que son propios de esta generación y que se comprenden a la luz de la situación sociohistórica que les ha tocado vivir.

La afiliación a Hi5, o a My Space, es de rigor. Igualmente, es común el uso de las salas virtuales de conversación, los llamados chats, donde los participantes, entre otras cuestiones, tratan diferentes temas, desde los más superficiales hasta los mas ligeros; estos se tratan de una manera informal y son temas que a cualquier miembro de otra generación les pueden parecer banales.

Incluso por medio de Internet se promociona la imagen y se refuerza el egocentrismo y la autoestima. “La generación Y está obsesionada con páginas de Internet como MySpace, el sitio de redes sociales, o YouTube, para compartir videos…” ThesLogan Magazine.(2007).

Han sido creados de una forma más autónoma; la mayoría de los hogares se nutren a partir también de la inserción de la mujer a nivel laboral, por lo que los jóvenes han crecido muchas veces lejos de la tutela de los padres, por lo menos por bastantes horas al día. Esto tiene sus implicaciones a nivel afectivo, al haber menos presencia y dedicación, debido a las múltiples ocupaciones modernas.

Además los hogares, han sido afectados por la explosión de divorcios en las últimas décadas. Lo anterior podría exponer a los jóvenes, a carencias afectivas y en última instancia compromiso a nivel de auto estima, obviamente no en todos los casos.

Sin embargo, por otro lado, conjuntamente con lo planteado en forma anterior, se da una promoción del egocentrismo, “…que muchas veces es confundido con su poca lealtad hacia las empresas…” (Prócoro, 2007). Se le ve a esta generación, como una generación, que han crecido dentro de consignas ideológicas, de “vales mucho”, “todo lo que te propongas lo puedes hacer”, entre otras, que a la postre han aumentado la autoestima colectiva e individual.

Esto puede ser contrastante al entrar a competir al mundo real y puede crear frustración, si el muchacho no encuentra oportunidades para validar lo anterior.

Otro reforzante de la auto estima es el hecho que se les ha considerado más, en contraposición con lo que ha pasado con otras generaciones, en la toma de decisiones a todo nivel. Además se les ha mantenido informados de una amplia variedad de temas.

No extraña por lo tanto, su optimismo y confianza en sí mismo, a pesar de que les ha tocado vivir un mundo difícil, con crisis constantes y cambio drástico, tal y como hemos planteado.

Esto en cuestión, los diferencian y muchas veces los hacen entrar en conflicto con otras personas de otras generaciones.

El conocer esta generación tiene que ver directamente con el desarrollo de nuestras sociedades en un mundo globalizado. “…ahora son una gran fuerza económica…son expertos en tecnología y muy educados, multiculturales…”
(Prócoro, 2007)

Es fundamental adaptarnos a las nuevas generaciones. “O nos adaptamos o morimos. Estos jóvenes tienen las ideas muy claras y no están dispuestos a hacer del trabajo su vida.”(Matute, 2007).

Para conocer, adaptarnos y más que eso, responder a las necesidades emergentes, es importante remitirnos al estudio y a procesos de reflexión acción de actitudes, valores y conductas de estas nuevas generaciones, así como comprender algunos aspectos teóricos.

Las actitudes podríamos definirlas como pre disposiciones para la acción, o sea, es lo que podría anteceder al comportamiento, mientras que los comportamientos los podemos conceptualizar, como la forma en que la persona se manifiesta en su medio.

Hay toda una serie de factores inherentes a la actitud de acuerdo a Bautista(sin fecha). Estos son persistencia, aunque esto no quiera decir que la actitud no pueda ser cambiada, consistencia en las manifestaciones conductuales, y otro aspecto importante dentro del presente artículo, es que la actitud posee una característica motivacional. De acuerdo a Ortega Ruiz(1986), citado por Bautista(idem), las actitudes se generan a partir de un proceso de socialización, e influyen fuertemente las respuestas a los estímulos que recibe el individuo de personas, grupos, o situaciones sociales.(p.52)

Por otra parte, podemos entender los valores como un conjunto de creencias centrales a los cuales la persona les da un valor fundamental. El concepto de valor se encuentra relacionado con el de actitud. Bautista (Idem), considera que los valores son “creencias de una persona sobre los modelos ideales de conducta y sobre los últimos fines también ideales”.(p.55). De esta forma, podemos establecer una diferenciación entre actitud y valor y asimismo podemos definir que el valor es una instancia básica en relación a la actitud y la puede sustentar.

En el caso de los “Y”, los valores, actitudes y comportamientos, igual que sucede en otros casos, están estrechamente ligados con el momento socio histórico que les ha tocado vivir y con su proceso de socialización y culturización. Hacer un esfuerzo por entender tal situación así como, las necesidades profundas de esta generación, nos permite una mayor opción empática con sus correspondientes implicaciones a todo nivel.


La Generación Y en el mundo empresarial.

Con la inserción de la generación “Y” al mundo empresarial, es necesario tomar en consideración todas estas características que hemos tratado, para adecuar los estilos gerenciales a los paradigmas que plantean las nuevas generaciones, puesto que si no sucede esto, las empresas se ven en el riesgo de perder grandes potenciales.

Ante todo tengamos presente que muchos de los jóvenes que han podido estudiar y acceder al mundo del empleo, el proyecto laboral no parece ser lo único importante como sucedía con generaciones anteriores.

La generación Y como hemos planteado, se encuentran dotados con grandes destrezas, habilidades y conocimientos tecnológicos y necesitan de esto en su ambiente laboral, está mucho más dispuesta a la diversidad y al cambio, cuando el empleo actual no satisface la expectativa, por ejemplo cuando escasean desafíos o la empresa no ofrece un camino de ascenso.

Privilegian a los que brindan más oportunidades de desarrollo y proyectos de trabajo de corto plazo, que permitan resultados inmediatos.

Son altamente exigentes. Les gusta ocuparse de tareas que les diviertan, les enseñen y les motiven. Además es muy importante para ellos que se les de en la empresa, el lugar que ellos creen merecerse, que se les trate con justicia y respeto dentro de un clima organizacional, que además goce de otras condiciones.

Por la forma como han sido educados, tal y como hemos planteado, les interesa aprender lo más posible en el menor tiempo, de manera práctica antes que teórica. Asimismo privilegian los ambientes agradables, autónomos, flexibles, donde puedan ser creativos y puedan dar su aporte personal y egocéntrico, el cual ellos, por encima de cualquier otra persona, consideran muy valioso. Este egocentrismo puede ser confundido con deslealtad hacia la empresa.

Prefieren aquellos proyectos que les permita utilizar su potencial de conocimiento incluyendo el tecnológico.

Demandan que se les tome en cuenta, y que su punto de vista sea respetado. Valoran el entorno humano donde vayan a trabajar y el clima social, aunque cada vez, debido a la misma formación que han tenido, tiendan a ser más individualistas.

La poca experiencia con la que llegan a diferentes puestos, a edades tempranas, sumado esto a la mayor autonomía y flexibilidad, puede generar inseguridad y ansiedad. Además, muchas veces, no tienen claro cual es su vocación. “Su vocación no es clara y necesitan tutela. Un jefe que les ayude a descubrir sus intereses, sus habilidades y sus debilidades. Un superior que les muestre el camino…” (Matute, 2007).

Por lo tanto, cada vez es más claro el hecho que para ellos es muy importante la presencia de un experto en la materia, que los guíe en el aprendizaje y les brinde apoyo.

De esto se desprende el pedido asimismo de ayuda, de coaching. Estos son los líderes para ellos, porque valoran mucho un buen acompañamiento y rechazan los estilos de conducción autoritarios . Se valoran estilos de liderazgo democráticos, donde el líder les de el lugar que ellos creen merecerse y se tome el tiempo para culturizarlos dentro de la organización. Asimismo en cuanto al estilo de liderazgo, valoran que se hable claro en cuanto a expectativas.

Asimismo, esta generación demanda como las anteriores. mejores condiciones a nivel de salario, carrera y crecimiento.

Sabemos que el dinero es importante para estas generaciones, pero también lo es el ambiente de trabajo, entre otras cuestiones. Ellos necesitan entre otros aspectos, sentir que su pensamiento y su trabajo es valorado y recompensado, asimismo requieren retos afines a lo que pueden dar y por otra parte transparencia y justicia en el nivel superior.

Es necesario definir de una manera muy puntual, que el salario no puede funcionar, como la fórmula mágica para retener al empleado en este caso. Hay que responder a las emergentes necesidades.

Recordemos que los jóvenes del nuevo milenio, están más enfocados al desarrollo personal, al cambio y al disfrute de la vida en última instancia.

Conclusiones y recomendaciones.

La generación ¨Y¨ comprende una gran cantidad de jóvenes a nivel mundial. Sus valores, actitudes y comportamientos los diferencian de una forma importante con respecto a generaciones que los anteceden.

Estos valores, así como las actitudes y los comportamientos están, estrechamente ligados con el momento socio histórico que les ha tocado vivir y con su proceso de socialización y se reflejan a nivel general en el ámbito social y específicamente a nivel empresarial.

Con la inserción de la generación “Y” al mundo empresarial, es necesario tomar en consideración sus necesidades más profundas, para adecuar, por ejemplo, los modelos gerenciales, a los nuevos paradigmas que plantean estas generaciones, puesto que si no sucede esto, las empresas se ven en el riesgo de perder grandes potenciales, con todo lo que eso puede implicar a todo nivel.

En la interacción a nivel laboral, con esta generación ¨Y¨, se deben multiplicar las habilidades comunicacionales, en un intento de comprensión, en principio, que permita un mayor acercamiento, y lograr empatar las necesidades generacionales con las de la organización, con el fin de establecer la motivación necesaria y el compromiso a nivel empresarial.

Ocuparse de un diagnóstico real de necesidades, y desarrollar las acciones pertinentes para atender estas necesidades en consonancia con las de la empresa, podría en este caso, mejorar la motivación y el compromiso.

La negociación en vez de la imposición y los ambientes flexibles en contraposición con los ambientes rígidos, es totalmente necesaria y es la diferencia entre la lucha abierta de intereses y la conciliación .

El clima organizacional debe incluir respeto y tolerancia a nuevos valores, actitudes y conductas, aunque no siempre las compartamos.

Asimismo se debe incluir un ambiente de negociación contínua en situaciones de conflicto, donde siempre haya disposición para negociar y conocimiento sobre cómo hacerlo.

Es importante tomar esto en consideración, dentro de procesos de retención y motivación de las nuevas generaciones respondiendo a necesidades emergentes.

Tratar de responder a estas necesidades, implica ser leales con ellos, para que ellos sean leales con nosotros.


Referencias bibliográficas:

Bautista, J (sin fecha). Actitudes y valores: precisiones conceptuales
para el trabajo didáctico. Universidad de Huelva, España. En
material curso Psicología de la Motivación, del Programa
Especialista en Motivación y Liderazgo, Instituto Tecnológico de
Costa Rica. Set-Oct. 2007


Collage Board(2003). Conociendo la Generación “Y”.
Diciembre 2003. Recuperado el 5 de octubre del 2007
desde http://www.oprla.collegeboard.com/ptorico/academia/
diciembre03/conociendo/html


Flores,Y(2006). De generación x a generación y.
15 de agosto del 2006.
Recuperado el 5 de octubre del 2007
desde http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=256087


Matute, M. (2007). La revolución laboral de la “generación y”.
21 de mayo del 2007.
Recuperado el 5 de octubre del 2007
desde http://www.cincodias.com/articulo/Sentidos/revolucion/laboral/generaci on/cdscdi/20070521cdscdicst_1


Prócoro,O(2007). La Generación del Milenio.
Recuperado el 16 de octubre del 2007 desde
http://www.revistainterforum.com/espanol/articulos/092302lit_generacion_procoro.html


ThesLogan Magazine(2007). La “Generación Y”, o la moda de los
que se miran al ombligo. 5 de marzo del 2007.
Recuperado el 5 de octubre del 2007
desde http://www.theslogan.com/es_content/index.php?option=com_
content&task=view&id=4275&Itemid=


Dr. Elmer A. Masís Olivas. Consultor en Psicología y Educología. Director de Procoape. Conferencista en Empresas e Instituciones Educativas para Costa Rica y Centroamérica, en temas relacionados con Desarrollo Personal. Profesor Universitario.
 


 

Celos
Disciplina
Hiperactividad
Acoso Escolar
Enuresis
Tartamudez

Miedos

Deberes

Comidas

Método Multisensorial

Habilidades Sociales

Autocontrol

Abuso Sexual

Adicción Internet

Autonomía

Disciplina Positiva

Autoestima

Valores

Errores de Lectoescritura

Inteligencia Emocional

Memoria

Estimulación del Lenguaje

Situación Crítica

Libros Educativos

Timidez

Reflexiones educativas

Adolescencia

Grafomotricidad

Aprendizaje Cooperativo

Divorcio

Estrategias de colaboración

Ortografía

Prevención consumo de drogas

Dislexia

Resolución de Conflictos

Madurez lectora

Autoinstrucciones

Límites

Mal comportamiento

Trastornos del sueño

Aprendizaje en casa

Escritura

Autoaprendizaje

Control Esfínteres Diurno

Mantener entrevistas

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   

¿Algún enlace no funciona? Escriba a enlace@psicologoescolar.com indicando la dirección de la página (por ejemplo: http://www.psicologoescolar.com/MATERIALES/memoria.htm) y la palabra que lleva al enlace roto y lo sustituiremos. Gracias.