psicologoescolar.com
 

 

 

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN EN NIÑOS HIPERACTIVOS: PAUTAS DE INTERVENCIÓN

 

 

 
 
PsicologoEscolar.COM ORIENTACIONES ARTÍCULOS

 

 

AUTORA: VANESA BIELSA SORO
ABC Psicologia

3. PAUTAS DE INTERVENCIÓN

 

 

3.1. PRIMERA SESIÓN ¿QUIEN Y COMO?

 

La primera sesión será de entrevista con los padres y el niño. Esta entrevista la hará un psicólogo infantil. La duración será de unos 90 minutos pudiéndose alargar si fuera necesario. Siempre que sea posible, ambos padres deberían asistir ya que cada uno tiene una perspectiva propia. Se entrará primero con los padres y luego se hará entrar al niño en consulta. Esto último nos dará mucha información acerca de la relación padres-hijo y las formas que tienen de interactuar entre ellos.

 

Hay que elaborar la historia clínica y evolutiva del niño, la historia del problema, analizar las estrategias de disciplina utilizadas y las posibles tensiones familiares adicionales. En la entrevista con los padres se plantearán preguntas referidas a tres aspectos (Miranda y Santamaría, 1986):

 

·        Historia del problema. Cómo y cuando surgió, motivos de la consulta actual, si se ha agravado y por qué, efectos ambientales seguidos, etc.

 

·        Desarrollo evolutivo del niño. Información sobre cómo se ha desarrollado la adquisición de habilidades motoras y lingüísticas básicas, historial médico y psicológico.

 

·        Evaluación familiar. En este sentido interesan aspectos socioeconómicos y psicológicos de los miembros de la familia, relaciones padres e hijos, etc.

 

La información proveniente de los padres debe ser complementada con la proporcionada por los profesores. Si es posible, se ha de recoger información de los profesores que ha tenido el niño desde que comenzó su escolarización.

 

Nos ayudaremos en esta primera sesión de información  de entrevistas estructuradas, no estructuradas (permiten establecer un primer contacto, recoger información de la percepción que los padres y los profesores tienen del problema) y semiestructuradas (que profundizan sobre determinados aspectos del problema).

 

Para los niños utilizaremos:

 

·        Entrevista diagnóstica para niños (DISC).

 

·        Guía de entrevista con niños y adolescentes/cuestionario de análisis de conducta problema. Grupo Albor- Cohs.

 

Para los padres utilizaremos:

 

·        Pautas de entrevista para padres de niños con comportamiento perturbador. (Fernández Parra, 2005) Anexo 1.

 

·        Esquema diagnóstico de los trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador. (Fernández Parra, 2005) Anexo 2.

 

 Esta primera sesión de entrevista nos dará la información suficiente para pasar a evaluar al niño más exhaustivamente, donde tendremos que profundizar más a fondo. También nos servirá para orientarnos de si está en nuestra mano el tratamiento, ya que puede tener conductas o trastornos asociados que no sean de nuestra competencia. Les daremos a los padres un Registro Observacional Situación ABC (Anexo 3) y, la Lista de comportamientos infantiles de 4 a 18 años (CBCL), para que nos los traigan cubiertos para la próxima semana ya que nos darán mucha información del niño. A su vez les daremos un cuestionario para que lo rellene su profesor/es en el colegio, utilizaremos la Escala de evaluación de la conducta perturbadora-Formulario para el informe de los maestros (Anexo 4) y, Les citaremos una semana después.

 

 

3.2. SESIONES DE EVALUACION Y DIAGNOSTICO:

 

La evaluación del niño con TDAH ha de ser exhaustiva, cubriendo los campos en que los niños impulsivos tienden a tener dificultades: trastornos de conducta, habilidades sociales, dificultades cognitivas, problemas de autocontrol y habilidades escolares específicas para calibrar sus deficiencias y capacidades en las áreas curriculares. Esta evaluación es fundamental para diseñar un plan de intervención ajustado a las necesidades del niño. Se trata de asegurar que el niño presenta el TDAH, por lo que se precisa un diagnóstico riguroso y una evaluación lo suficientemente comprensiva para dar cuenta de los síntomas y los problemas principales que presenta para enfrentar su tratamiento. Por ello, una metodología adecuada para ello implica recoger información de los padres y profesores y, del propio niño, mediante los instrumentos precisos y utilizando la observación directa.

 

El proceso de evaluación de los trastornos del comportamiento perturbador se realiza en cuatro fases:

 

·        Identificación del problema.

 

·        Análisis del problema.

 

·        Planificación y aplicación del tratamiento.

 

·        Evaluación del tratamiento.

 

Tres de esas fases están centradas en la evaluación y, la cuarta se aborda a partir de la información obtenida en la evaluación previa (fase de planificación y aplicación del tratamiento).

 

Utilizaremos dos sesiones en evaluar al niño, si hiciera falta se haría una tercera. Los instrumentos serán observación, cuestionarios y escalas.

 

Las sesiones serán de una duración entre 60 y 90 minutos, dependiendo de las necesidades.

 

El diagnóstico se basará en una evaluación conductual, en el sistema DSM-IV-TR.

 

 


 

SESION 2:

 

Pasaremos con los padres a solas para revisar los registros y comentarlos. Acto seguido les pasaremos a otro despacho para que nos rellenen unos cuestionarios:

 

·        Cuestionario de situaciones del hogar (Barkley). Anexo 5.Para determinar en qué contextos o momentos concretos se producen los comportamientos perturbadores y desobedientes del niño y la gravedad con la que se producen.

 

·        Inventario de pautas de crianza (Bauermeister, Salas y Matas). Útil para determinar la forma cómo los padres actúan para manejar el comportamiento de sus hijos.

 

·        Cuestionario para padres y profesores (DSM-IV-TR). Anexo 6.

 

En consulta empezaremos a evaluar al niño. Las pruebas que pasaremos se basarán en detectar déficits perceptivos/cognitivos, de coordinación visomotora y de rendimiento intelectual.

 

·        Inteligencia: “K-Bit”. Es importante observar al niño mientras lo está haciendo ya que se pueden obtener datos relevantes.

 

·        Test de ejecución continua. Se emplea para evaluar el mantenimiento de la atención en tareas que requieren estar vigilante.

 

·        Cuestionario A-D (Seisdedos, 1991). Anexo 7.Para la autovaloración de la conducta antisocial y delictiva.

 

Al terminar las pruebas comentaremos las pruebas con el niño, si ha tenido alguna dificultad o le han resultado pesadas. Le animaremos y reforzaremos por lo bien que lo ha hecho.

 

Les daremos a los padres un Registro Observacional Situacional ABC para que nos lo rellenen para la próxima sesión. Quedaremos en una semana para acabar la evaluación.

 

 

SESION 3:

 

Entraremos en consulta con los padres para comentar qué tal ha ido la semana, revisaremos el registro (ABC) y cualquier problema que haya podido surgir. Seguiremos con la evaluación del niño. En esta sesión pasaremos las siguientes pruebas:

 

·        Test Guestáltico Visomotor de Bender. Se utiliza para valorar su destreza perceptiva y motora.

 

·        Test del laberinto de Porteus. Mide la coordinación visoespacial y la impulsividad.

 


 

Cuando tengamos todas las pruebas completadas, citaremos a los padres en otra sesión para darles la devolución de los datos obtenidos, en ella incluiremos el informe de evaluación, incluyendo si hay problema o no, el número de sesiones de tratamiento necesarias, el coste, o las posibles derivaciones oportunas.

 

 

3.3. DECISION DIAGNOSTICA:

 

En esta sesión de devolución, se comenta con los padres los resultados obtenidos en la evaluación. Se confirma que su hijo padece un trastorno  de déficit de atención con hiperactividad y se les habla del trastorno, en qué consiste, posibles repercusiones, se les da información acerca del problema e incluso sería conveniente recomendarles alguna lectura relacionada con el tema.

 

Se les insiste en la importancia que tiene la familia en el tratamiento así como los profesores y gente cercana que se relaciona con el niño. Se hace hincapié en que deberán asistir periódicamente a la consulta ya que el trabajo con ellos es tan importante o más que con el niño ya que deberán cambiar las pautas familiares adaptándose a las necesidades del tratamiento propuesto.

 

Les explicaremos en que va a consistir el tratamiento, que será “Programa de entrenamiento conductual para padres de niños hiperactivos de Barkley “(1995). Elegiremos éste por ser un programa con una eficacia demostrada.

 

Si es posible prescindiremos de los fármacos a no ser que fueran muy necesarios para el tratamiento, en ese caso nos pondríamos en contacto con el psiquiatra del centro.

 

Si los padres están de acuerdo con el tratamiento y deciden seguir se les citará para la próxima semana.

 

 

3.4. DECISION TERAPEUTICA:

 

Existen distintos enfoques dirigidos al tratamiento del TDHA, entre ellos se encuentran:

 

·        Terapia farmacológica.

 

·        Terapia conductual.

 

·        Terapia cognitivo-conductual.

 

·        Terapia combinada (farmacológica y cognitivo-conductual).

 

En nuestro centro se propone trabajar con un tratamiento de terapia conductual. Descartamos el tratamiento farmacológico compuesto por psicoestimulantes por la brevedad de sus efectos ya que en el momento en el que no están medicados vuelven a surgir los síntomas y, por sus efectos secundarios que suelen ser molestos. No se considerará esta opción a no ser que el caso así lo requiriera por su gravedad y en este caso la utilizaríamos al comienzo del tratamiento para dejar de utilizarla en el momento en el que el niño estuviera más tranquilo y mejorando con la terapia conductual.

 

Sin embargo, el tratamiento cognitivo-conductual centra su interés en trabajar los procesos cognitivos y los procesos mentales que regulan la conducta para ayudar al niño a ser autónomo, hacer las cosas bien dirigiéndose a sí mismo e incrementar su autocontrol.

 

El tratamiento conductual nos parece más apropiado para cambiar los comportamientos del niño. Este se basa en que la conducta del niño se puede modificar trabajando directamente sobre la misma conducta, mediante asociaciones adecuadas. Básicamente la técnicas de modificación de conducta se fundamentan en el uso de premios y los castigos para modificar la conducta del niño. Hacemos las cosas en función de las consecuencias que recibimos de lo que hacemos y así aprendemos a actuar de un modo u otro. El enfoque conductual tiene como ventajas que es bastante fácil de implantar, es rápido, no es costoso y se adapta a múltiples contextos.

 

El tratamiento elegido será el nombrado en el apartado anterior de Barkley. Sabemos que es apropiado para controlar la conducta del niño porque este:

 

·        Tiene entre 2 y 12 años.

 

·        Tiene un desarrollo normal del lenguaje.

 

·        No es demasiado oposicionista o desafiante.

 

·        Probablemente no intentará agredirle o será destructivo cuando intente poner límites a su comportamiento.

 

 

INDICACION TERAPEUTICA SEGUN DIAGNOSTICO:

 

El tratamiento conductual de la hiperactividad se basa en los siguientes aspectos:

 

·        Identificación de las conductas alteradas.

 

·        Análisis de las relaciones entre dichas conductas y los acontecimientos ambientales y modificación de tales comportamientos a través del control.

 

·        Manejo de las consecuencias ambientales.

 

Programa de entrenamiento conductual de padres de niños hiperactivos de Barkley (1995).

 

Objetivos:

 

·        Fortalecer la relación padres-hijo.

 

·        Reducir el conflicto diario, discusiones  riñas.

 

·        Aumentar el repertorio de las conductas apropiadas y socialmente aceptables del niño.

 

·        Disminuir las conductas antisociales o socialmente desaprobadas.

 

·        Preparar al niño para que se integre en la sociedad.

 

 

PLAN DE INTERVENCION CON LOS PADRES:

 

Programa de entrenamiento para padres. Se entrenará a los padres en:

 

·        El manejo de refuerzos, como cuándo hay que darlos y porqué, cuándo hay que reforzar y cuándo castigar.

 

·        Cómo poner límites, dar órdenes.

 

·        Implantar unas conductas y eliminar otras menos adaptativas.

 

·        Técnicas conductuales que tendrán que llevar a cabo en casa con el niño.

 

·        Técnicas en relajación.

 

 

PLAN DE INTERVENCION CON EL NIÑO:

 

Conductas a aumentar:

 

·        Habilidades Motoras.

 

·        Habilidades Sociales.

 

·        Habilidades académicas.

 

·        Mantenimiento de la Atención.

 

·        Mejorar la comunicación.

 

Conductas a disminuir:

 

·        Agresividad e ira.

 

·        Impulsividad.

 

 También se trabajará en aumentar la autoestima si fuera necesario ya que suele ser característico en este tipo de niños.

 

                                                                                        Índice

INTRODUCCIÓN TEÓRICA Y CONCEPTUAL

POBLACIÓN A LA QUE SE DIRIGE EL SERVICIO

PAUTAS DE INTERVENCIÓN.

SESIONES DE TRATAMIENTO

BIBLIOGRAFIA

ANEXOS

¿Algún enlace no funciona? Escriba a enlace@psicologoescolar.com indicando la dirección de la página (por ejemplo: http://www.psicologoescolar.com/MATERIALES/memoria.htm) y la palabra que lleva al enlace roto y lo sustituiremos. Gracias.

 

 

  OFERTA 2x1

 
    COMPRAR