psicologoescolar.com

 

 

 

1O EJERCICIOS PARA ESTIMULAR EL RAZONAMIENTO VERBAL

 

 

 

El Razonamiento Verbal es la habilidad para razonar utilizando el lenguaje. Algunos niños presentan problemas en esta área y pueden necesitar ejercicios de refuerzo de esta habilidad.

 

A continuación detallamos algunas de las actividades que se pueden plantear para desarrollar esta capacidad:

 1-Presentar varias palabras que tengan alguna relación de igualdad entre ellas. El niño debe decir por qué son iguales. Utilizar palabras:

-Que tengan el mismo número de letras: mis, das, los

-Que tengan el mismo número de sílabas: ventana, tenedor, pijama

-Que comiencen por el mismo sonido: húmedo, uranio, hurgar

-Que acaben por el mismo sonido: allí, hay, aquí

-Que comiencen por la misma letra: mesa, muro, mariposa

-Que acaben por la misma letra: casa, rueda, careta

-Que comiencen por la misma sílaba: mesa, merienda, meter

-Que acaben por la misma sílaba: mesa, casa, losa

-Que tengan la misma letra en medio: sol, por, con

-Que tengan la misma sílaba en medio: espera, espejo, torpeza

 2- Se presentan las mismas palabras del ejercicio anterior. El niño ya se ha dado cuenta de la relación de igualdad entre las palabras. Ahora le pedimos que diga algunas palabras más que compartan ese mismo criterio de igualdad. Por ejemplo:

-Si le decimos palabras que tengan el mismo número de letras (mis, das, los), el niño deberá añadir otras: sol, luz, mas

 3- Decimos una palabra. El niño dirá otra palabra que tenga alguna relación de igualdad con la que hemos dicho, y deberá explicar qué criterio ha utilizado para elegir dicha palabra. Por ejemplo: Decimos la palabra mes; el niño añade los e indica que "son iguales porque acaban en la misma letra". 

4- Presentar varias palabras que tengan alguna relación de semejanza entre ellas. El niño debe decir en qué se parecen. Utilizar palabras:

-Que pertenezcan a la misma clase: nombres de animales, peces, reptiles, pájaros, plantas, alimentos, frutas, verduras, bebidas, prendas de vestir, prendas masculinas, prendas femeninas, juguetes, medios de transporte, medios de transporte terrestre, medios de transporte acuático, medios de transporte aéreo, oficios, instrumentos musicales, instrumentos musicales de cuerda, instrumentos musicales de viento, objetos de la casa, objetos de la cocina, objetos del cuarto de baño, objetos del colegio…

-Que tengan la misma forma: objetos redondos, cuadrados, ovalados…

-Que sean del mismo color: rojos, verdes…

-Que tengan la misma función: que sirvan para jugar, para comer…

-Que sean de la misma materia: objetos de hierro, de madera…

 

 5- Se presentan las mismas palabras del ejercicio anterior. El niño ya se ha dado cuenta de la relación de semejanza entre las palabras. Ahora le pedimos que diga algunas palabras más que compartan ese mismo criterio de semejanza. Por ejemplo:

-Si le decimos nombres de objetos redondos (balón, rueda, ovillo), el niño deberá añadir otros, como: naranja, reloj, canica… 

6- Decimos una palabra. El niño dirá otra palabra que tenga alguna relación de semejanza con la que hemos dicho, y deberá explicar qué criterio ha utilizado para elegir dicha palabra. Por ejemplo: Decimos la palabra naranja; el niño añade manzana y señala que "son semejantes porque ambas son frutas".

 7- Presentar una serie de palabras en dos columnas. El niño debe unir las semejantes, de acuerdo con diferentes criterios.

- Profesiones y materiales utilizados:

            Profesor          Manguera         

            Médico            Libro

            Jardinero         Madera

            Carpintero       Termómetro

- Profesiones y lugares donde se realiza

- Objetos y su utilidad

- Estación del año y prendas de vestir

- Deportes y materiales utilizados 

8- Presentar una serie de palabras que comparten dos criterios de semejanza. El niño debe decir por qué dos razones son semejantes. Por ejemplo: naranja, sandía, melocotón (frutas redondas). 

9- Se presentan las mismas palabras del ejercicio anterior. El niño ya se ha dado cuenta de los criterios de semejanza entre las palabras. Ahora le pedimos que diga algunas palabras más que compartan ese mismo criterio de igualdad. Siguiendo con el ejemplo anterior, debería añadir: ciruela, mandarina... 

10- Decimos una palabra. El niño dirá otra palabra que comparta dos criterios de semejanza con la que hemos dicho, y deberá explicar los criterios que ha utilizado para elegir dicha palabra. Por ejemplo: Decimos la palabra plátano; el niño añade limón, indicando que "son frutas de color amarillo".

  ORIENTACIONES PARA REALIZAR LAS ACTIVIDADES:

- Estos ejercicios se deben presentar por escrito; es posible presentarlos de manera oral, pero de este último modo resultan más difíciles.

- Hay que plantear estas actividades como un juego.

- El niño no debe cansarse; cuando eso ocurra debemos dejar la actividad.

- Graduar la dificultad según la edad y las posibilidades del niño. Es preferible adecuarlos a su nivel para que no cometa errores.

- Es mejor unos minutos todos los días que una sesión más larga a la semana.

PsicologoEscolar.COM MAS ORIENTACIONES ARTÍCULOS

 

¿Algún enlace no funciona? Escriba a enlace@psicologoescolar.com indicando la dirección de la página (por ejemplo: http://www.psicologoescolar.com/MATERIALES/memoria.htm) y la palabra que lleva al enlace roto y lo sustituiremos. Gracias.