Orientaciones sobre el uso de las Nuevas Tecnologías: CÓMO AYUDAR AL NIÑO EN EL USO ADECUADO DE INTERNET  

 

 

 

 
 
PsicologoEscolar.COM MAS ORIENTACIONES ARTÍCULOS

La adicción a Internet es un tema nuevo, pero con la extensión de las tecnologías de la información pasará pronto a convertirse en un tema de preocupación para los padres y educadores.

Muchos padres que compraron un ordenador para que sus hijos aprendieran y luego se dieron en alta en Internet para ofrecerles este gran recurso educativo, posteriormente se han dado cuenta que sus hijos no utilizan Internet para ayudarse en sus tareas escolares o buscar información sino  sobre todo para chatear con amigos y/o desconocidos o jugar con ellos en la red. Y observan también cómo sus hijos pasan horas y horas conectados en detrimento de otras actividades.

Es necesario que los padres se planteen que todo exceso puede llegar a ser perjudicial y que por lo tanto hay que buscar un equilibrio entre los deseos de los niños y sus necesidades educativas.

Planteamos las siguientes orientaciones para que los padres ayuden a sus hijos a mantener un ritmo de actividades equilibrado de modo que su educación sea más completa e integral.

1- Valorar el grado de dependencia del niño al uso de Internet y cómo puede estar perjudicando sus relaciones sociales, la comunicación con los demás miembros de la familia, las horas de descanso y/o el rendimiento escolar.

2- No se trata de prohibirles que se conecten, sino de regular las condiciones de conexión: Internet es una herramienta y como tal debe aprenderse a utilizarse adecuadamente.

3- Es más adecuado el establecer un tiempo de navegación por Internet al día y hacer que el niño lo respete.

4- También permitir el uso de Internet para chats o juegos sólo una vez que haya cumplido con sus obligaciones diarias (deberes, etc.).

5- No olvidar que nosotros somos los principales modelos para los niños. Limitar también nuestro tiempo de conexión, equilibrándolo con otras actividades: pasear, hacer deporte, aficiones, etc.

6- Ofrecerle alternativas de ocio a conectarse a Internet y hacer que elija alguna/s de ellas.

7- En una primera fase, podemos ayudarles a iniciar una de esas alternativas (por ejemplo, acompañándole a la biblioteca, yendo juntos en bicicleta, ayudándole en sus primeras colecciones, etc.)

8- Procurar que el niño también se reúna con otros compañeros o amigos con frecuencia, fomentar sus relaciones sociales.

9- Fomentar que el niño realice alguna actividad física con otros. Resultan especialmente aconsejables las actividades deportivas de equipo.

10- El ordenador debe estar en una habitación de uso común para todos, nunca en la habitación del niño.

11- También es adecuado compartir la conexión y disfrutar juntos de Internet. Además de conocer sus hábitos les podemos dirigir a páginas adecuadas para ellos, lo que significa informarnos de sitios apropiados en función de la edad de los niños.

12- Si se llegara a un uso compulsivo de Internet se debería considerar como cualquier otra adicción por lo que se debería de intervenir de inmediato para ayudarle.