CÓMO MANTENER UNA ENTREVISTA CON EL PROFESOR DE TU HIJO 

 

 

 
 

CÓMO MANTENER UNA ENTREVISTA CON EL PROFESOR DE TU HIJO

 

Las Mejores Universidades

 

Todos los cursos los padres deberían mantener al menos una reunión individual con el profesor de su hijo, aunque cuando se presente algún problema de aprendizaje y/o adaptación, lo normal es que sean más de uno los encuentros con el profesor.

 

Saber mantener una entrevista con el profesor es una habilidad muy importante que le podrá reportar grandes beneficios a lo largo de los numerosos años de vida escolar del niño.

Estas orientaciones, inspiradas en el libro de A. Faber y E. Mazlish, “Cómo hablar para que sus hijos estudien en casa y en el colegio”, plantean la entrevista de acuerdo a cómo les gustaría a los profesores que se desarrollaran, por lo que pueden hacer que las entrevistas sean más fructíferas:

1-     Cuando existe un problema se tiende a entrar directamente hablando del aspecto negativo. Si encuentra algo negativo en la conducta del profesor no es buena idea empezar hablando de eso (“Pedro se aburre en la clase de Matemáticas”).

 

Es mejor comenzar haciendo algún comentario positivo, centrándose en algún    aspecto real que le haya comentado su hijo:

“Pedro se lo pasa muy bien en su clase de manualidades”

 

2-     No ataque directamente al profesor recriminándole lo que hace mal (“Usted nunca elogia a mi hijo”).

 

 En su lugar es preferible comentar lo que cree que su hijo necesita:

“A Pedro le encanta cuando lo elogia delante de todo el grupo” o “Pedro necesita que se le elogie para interesarse por la tarea”

 

3-     No es bueno ocultar información del funcionamiento del niño en casa ("Pedro hace los deberes todos los días").

 

Es preferible dar información que sirva al profesor para conocer la verdadera situación en el aspecto educativo:

“Pedro hace los deberes todos los días, pero tengo que estar con él para que no se distraiga”

 

 

4-     No se niegue a colaborar con lo que le proponga el profesor  (“Llego a casa a la hora de la cena, no puedo revisarle los deberes a Pedro”).

 

Es conveniente que busque una alternativa de colaboración (“Después de la cena sí puedo sentarme un rato con Pedro”)

 

5- Y, finalmente,  cumpla los compromisos a los que llegó con el profesor.

 

FABER, A. y MAZLISH, E.

 

CÓMO HABLAR PARA QUE SUS HIJOS ESTUDIEN EN CASA Y EN EL COLEGIO

COMPRAR
 

 

Índice LOE
Cursos Gratuitos
Celos
Disciplina
Hiperactividad
Acoso Escolar
Enuresis
Tartamudez

Miedos

Deberes

Comidas

Habilidades Sociales

Autocontrol

Abuso Sexual

Adicción Internet

Autonomía

Disciplina Positiva

Autoestima

Valores

Errores de Lectoescritura

Inteligencia Emocional

Memoria

Estimulación del Lenguaje

Situación Crítica

Libros Educativos

Timidez

Reflexiones educativas

Adolescencia

Grafomotricidad

Aprendizaje Cooperativo

Divorcio

Estrategias de colaboración

Ortografía

Prevención consumo de drogas

Dislexia

Resolución de Conflictos

Madurez lectora

Autoinstrucciones

Límites

Mal comportamiento

Trastornos del sueño

Aprendizaje en casa

Escritura

Autoaprendizaje

Control Esfínteres Diurno